27.2.11

Marchas en Madison, Wisconsin

En Wisconsin, la gente votó por un gobernador de ultraderecha quien prometía en su campaña con defender al pueblo contra los abusos del gobierno (esto es, limitando la participación del gobierno en los asuntos del pueblo). También prometió ayudar a eliminar el déficit gubernamental, mejorar la educación, poner al alcance de todos los recursos naturales y ayudar contra el gran problema de la inmigración que daña tanto al estado. (fuente).

¿Qué es lo que esto significa en términos mundanos? Lo más notable:

1. Eliminó la opción de un tren rápido que conectaría efectivamente a Madison con Illinois. En otras palabras, limitó el transporte público y obliga a la gente a comprar más carros.
2. A los inmigrantes (los que se vean inmigrantes, osea, mexicanos) les van a tomar las huellas digitales si los detienen por cualquier infracción. Esto es, si alguien que parece mexicano cruza la calle sin usar el semáforo, será llevado detenido a la estación de policía por simplemente parecer mexicano.
3. Pasó una ley que prohibe que el estado desinfecte el agua para beber. Entonces, la gente no podrá tomar agua de la llave y tendrán que comprar agua embotellada.
4. Pasó una ley que prohibe el uso de energía del viento. De esta forma la gente únicamente podrá usar la energía que, por cierto, está controlada por empresas privadas que apoyaron con lana la campaña del gobernador.
5. Eliminó los impuestos de los ricos. Solamente pagarán impuestos los pobres.
6. Pasó una ley que no permite que se contrate a inmigrantes legalmente, por lo que fomentará el abuso y nepotismo de la contratación ilegal (porque la mayoría de las granjas de Wisconsin existen gracias a la gente que trabaja 12 horas diarias por 3 dólares la hora).
7. Eliminó Medicaid, que es un seguro para los pobres. Los pobres no podrán ir al doctor, ni aunque se estén muriendo.

Todo esto estuvo bien. Porque la gente votó para que se jodieran a los otros. A los inmigrantes, a los mexicanos, a los pobres, a la gente que no puede comprar agua para beber, a la gente que no puede pagar un carro. Todas estas leyes anteriores ya fueron aceptadas y entrarán en efecto brevemente, en cuestión de semanas.

No olvidemos que este señor no lleva ni dos meses en el poder.

Pero entonces, el gobernador incluyó en sus propuestas la idea de limitar la negociación colectiva. En otras palabras, incluyó la idea de deshacer los sindicatos. Entonces gente como los maestros, los plomeros, los estudiantes de doctorado y maestría, los camioneros, los bomberos y los policías, se dieron cuenta que también serían afectados. Y salieron a las calles a protestar. No porque en menos de dos meses este gobernador haya creado un ambiente fascista y terrible para la población con menos derechos y menos privilegiada, sino porque finalmente en estas políticas de ataque estaban siendo afectados ellos.

Bajo el lema "está bien que jodas a los demás, pero a mí no" se empezó con una modesta protesta en el capitolio que ayer llegó a 100,000 personas.

Unas fotos:
Febrero 14, 2011

Febrero 17, 2011

Febrero 18, 2011

Febrero 19, 2011

Febrero 21, 2011

Febrero 22, 2011

Febrero 26, 2011


*Edición: Más de 125,000 personas el 26 de febrero, 2011

No hay comentarios.:

 
Creative Commons License
This obra by Edigator is licensed under a Creative Commons Atribución-No Derivadas 2.5 México License. Creative Commons License
This work by Edigator is licensed under a Creative Commons Atribución-No Derivadas 3.0 Estados Unidos License.