17.7.16

Pezoneras para sus pezones

Por cosas que no les voy a platicar, pero que no tienen que ver con el desempleo de su lagartija, ni con cuestiones parecidas decidí conseguirme unas pezoneras de esas que tienen flecos y dan vueltas. Tras darle clic a una serie de páginas de internet y ver que no iba a gastar monstruosa cantidad para algo parecido, les tengo aquí las instrucciones para hacer sus propias pezoneras caseras (aka pasties para los pezones, nipple pasties, cubre pezones o según el excelentísimo traductor de google: empanadas de pezón).

Decidí compartir las instrucciones porque no encontré ningunas en español y ¡los pezones hispanos no deben ser discriminados! Liberemos los pezones. Arriba los pezones. Anyway, me estoy basando en éstas en inglés

Materiales:
  • Tijeras
  • Aguja gorda
  • Resistol 850, o bien pegamento blanco

Nota: Resistol es inglés para “resist all” o bien, resiste todo, tómenla. El resto del mundo le dice pegamento o cola. Cola, jijiji.

  • Algo para hacer un círculo, como un compás.
  • Cinta métrica (o algo para medirse los pezones)
  • Foamy o foami (o bien el polímero termoplástico que se usa en manualidades, flexible, fácil de cortar y pegar) del color que quieres tus pezoneras. Yo compré uno con brillantina.
  • Borlas o paciencia para hacer tus propias borlas, esta persona te dice cómo


Paso número uno
Mídete los pezones.  Que quede un poco afuera porque a la hora de hacer el cono se reduce el diámetro.
El círculo interior de la cinta de aislar.
MENTIRA, esas pezoneras son para mi gringo marido, yo necesito esos botes de un litro.

Paso número dos
Haz el círculo en la parte de atrás del foami.
Haz tantos círculos como pezones tengas

Paso número 4
Recorta el círculo.

Paso número 5.
Si usaste compás, del centro del círculo hacia la orilla haz una línea. Si no usaste compás recuerda la primaria que por fin vas a utilizar lo que aprendiste. Dibuja el radio. Importante, no te vayas chueco. Después recorta el radio, vamos a hacer un cono.
Aunque si tomas la foto mientras que
con una mano agarras el círculo y con otra las tijeras, pues te va a salir movida

Paso número 6.
Para hacer el cono, pega la parte de arriba sobre la parte de abajo. Puedes hacerlos tan puntiagudos como desees, sólo recuerda que a más punta, menos diámetro, asegúrate que sigas cubriendo el pezón. Si quedan picos, puedes usar las tijeras para regresar a la forma circular.

Más o menos así,
porque tras el fraude de la foto movida mejor se las explico en paint


Paso número 7.
Detenlo unos 25 minutos a que seque el pegamento. O usa unas pinzas o clips.
Adivinen cuál es el mío y cuál es el del gringo marido

Paso número 8.
Agarra la borla y pásale un hilo con una aguja gorda e insértala en el centro de la punta de la pezonera. No lo pegues mucho si vas a querer que dé vueltas la borla. En la parte de atrás, la que irá pegada a tu pezón, usa un doble nudo e incluso podrías ponerle otra gota de pegamento si lo deseas. Deja secar.
Huuuuy qué bonitas quedaron...

Paso número 9.
Puedes usar pegamento para las pestañas para pegarlo a tus pezones. También curitas. Tadáaa.

Nota importanteNo uses kolaloca ni resistol 850 pero si ya la cagaste, el resistol 850 se disuelve con agua tibia y jabón y la kolaloca con acetona, después ponte aceite de coco en los pezones para que no se te vayan a caer.

Oh sí, baby

Ahora ya sabes hacer pezoneras. Si quieres montar tu negocio de pezoneras puedes agregarles brillantina, lentejuelas, chaquiras, peluches, plumas, etc. o bien recortar tus pezoneras en formas diversas como gatitos o calaveras y venderlas en las fiestas nacionales.

Que te diviertas, yo me voy ahora a jugar con mis nuevos juguetes.


1.7.16

Amaranto, cómo comerlo

Pues hoy les voy a platicar cómo preparar el amaranto (huautli, en náhuatl).

tl;dr: túestenlo.

El amaranto es una planta nativa de América (el continente) pero fue prohibida durante la conquista porque aunque era la base de la alimentación mesoamericana, también era el ingrediente principal para los tzoalli, unas estatuas con forma humana o de dioses que se consumían en los rituales religiosos. Los tzoalli se preparaban con amaranto, maíz, miel y, según los españoles, sangre humana (muy posiblemente sí). Eran como unas alegrías más acá.


 Además, cuando la gente come amaranto se pone feliz, porque es muy nutritivo, rico en minerales, bajo en grasas, fuente perfecta de carbohidratos y proteínas, no tiene gluten, y ayuda a combatir el cáncer de colon, la osteoporosis y la anemia. En sí, alimento perfecto y saludable además de fácil de plantar y cosechar.
lámina 99 del códice Florentino

Los españoles determinaron con sus mentecitas medievales que entonces el amaranto era el alimento del diablo y por la santa iglesia católica apostólica y remona debían aniquilar todo plantío y criminalizar todo consumo. Veían los tzoallis como imitaciones de la hostia, por tanto tendría que tener su origen en el demonio. 

(Cualquier parecido a la realidad actual y ciertas plantas “criminales” es pura coincidencia, osea, coincide que la gente en el poder tiene mente medieval plagada de supersticiones nada basadas en la ciencia y además se creen todopoderosos, moralmente perfectos que deben controlar las conductas desviadas de sus subhumanos siervos.)

(Si quieren más sobre el amaranto y mesoamérica, me dicen.)

El amaranto se puede comprar en las tiendas en semilla o cosechar, porque es una hierba que crece en casi todos lados. Se ve así:
Fuente
O así:
Fuente

Y la semilla se ve así:
 
chiquitita, más pequeña que el ajonjolí


Una vez que tienes tu semilla, para poder comerla necesitas cocinarla. Hoy, queridos y queridas, vamos a tostar la semilla y convertirla en una especie de palomita.

La semilla del amaranto no se digiere bien si no se cocina. Pero tostada es el alimento perfecto

El amaranto tostado se puede usar en dulces, como las alegrías preparadas con amaranto tostado (explotado) y miel. Se puede agregar a licuados, sopas, guisados, postres, desayunos, todo todo. 
La cocina tradicional prehispánica era una mezcla de maíz y amaranto, los tamales, tortillas, galletas, etc. 

Es más, de ahora en adelante, una cucharada de amaranto a todo lo que comas.

Pero hay que tostarlo (explotarlo).

¿Cómo? Dirás, ¿cómo, edigator, tostamos el amaranto?

Ah, pues bien fácil, calientas un sartén o comal y le echas amaranto. Plin plan plun, truena como palomitas, pero en versión amaranto, osea quedito, y ya está.

Entonces hice lo siguiente:

1. Calentar la sartén hasta que se pueda bailar una gota de agua en él.
2. Agarrar la cantidad de amaranto que se quiere tostar, aquí usé una cucharada.
3. Echar el amaranto en el sartén.

Y lo tapé, porque no quería toda la cocina llena de palomitas de amaranto, y se condensó el líquido en la tapa y se me empezó a quemar el amaranto y quedó como de tres colores. Y así como quien no quiere la cosa que me acuerdo que vendían en Soriana en aquellos tiempos un amaranto baratísimo llamado “tres colores amaranto”. Ahora caigo en cuenta que se les quemó a la hora de tostarlo y todos los pobres estudiambres nos comprábamos amaranto tres colores para comerlo.

Segunda oportunidad.
Media cucharada y sin tapar. La tronaderita terminó a las 4 segundos así que moví el sartén para que los amarantos no explotados explotaran. Nada, se volvieron a quemar. chin. Amaranto tres colores.

Tercera oportunidad.
Media cucharada y sin tapar, en cuanto dejaron de explotar lo puse aparte. Éstos fueron los mejores.


Llamé al pelón de mi gringo marido y le dije, mira, comamos todo esto. Esto es amaranto tres colores y esto es amaranto tostado. Omnomnom eso hicimos, y la verdad sabe muy bien, pero sabría un poquito mejor con sangre humana.

¡Provecho!

29.6.16

¡Sorpresa!

 Para levantarme los ánimos, mi gringo marido se depiló completamente allá abajo. No sé exactamente si la motivación y la idea que eso me animaría fue por un problema de traducción o es una cuestión de confusión cultural.

Pero... digamos que definitivamente sí fue una sorpresa...

¡SORPRESA!



Fuente imagen.
 
Creative Commons License
This obra by Edigator is licensed under a Creative Commons Atribución-No Derivadas 2.5 México License. Creative Commons License
This work by Edigator is licensed under a Creative Commons Atribución-No Derivadas 3.0 Estados Unidos License.