30.1.07

Té de Apocalipton (o échale más agua, Mel)


Ya fuimos a ver la película de Apocalypto (al cine, a pesar de la consigna de compra pirata y no beneficies a Hollywood) y a pesar de la mala crítica que ha recibido, a mí no me pareció tan peor. Dije tan.
Explico: para empezar, yo no llegué pensando que los mayas de la antigüedad fueron un pueblo idílico, sólo dedicado a la observación de los planetas y eclipses, a meditar sobre la profundidad del cero mientras sus pacíficos niños jugaban a la ronda. La historia nos ha mostrado que ni los aztecas ni los gachupines los pudieron conquistar (al menos no sin que antes la viruela matara a más de la mitad de la población); que se comieron a los primeros visitantes europeos (salvo a Gonzalo Guerrero y al otro malinchista); que algunos cenotes y tumbas tienen cuerpos humanos de sacrificio, incluyendo niños, los favoritos de Chaac; que tenían esclavos (como Gonzalo Guerrero); y que por lógica, si desapareció todo su conocimiento científico con la llegada de los españoles, éste era reservado para una muy muy pequeña élite. Porque mayas, mayas, todavía hay.
Entonces, debemos admitir… los aciertos de la película:
La ciudad (queremos más)
Las pirámides de colores (así eran, ¡rojas! ¡no grises!)
La manera en la que pintan las pirámides (con las manos, los esclavos)
El tocado del halach huinic, osea, el rey (¡jade jade!)
Los tatuajes, dientes y decoraciones corporales (madonna se queda corta)
Los peinados (bien basados en sus códices)
La mirada de complicidad del rey con el sacerdote al anunciar que el eclipse es el dios respondiendo (demuestran su conocimiento preciso de la astronomía)
El poder ver todo eso que nos hemos imaginado
¡¡¡¡El hablar todo el tiempo en maya!!!! Y despacito, porque parece que ninguno de los actores era originalmente mayero.
Los desaciertos:
Menores:
· Perro peludo (nomás había xoloscuintle, aunque se puede argumentar que era un sueño… ¿o un coyote?)
· Toda la ciudad se construye a la vez (lo hacían en etapas)
· Cualquiera puede comprar esclavos en la plaza (no son iguanas)
· Correr día y noche sin descanso por la selva (pos si no son tarahumaras)
· Correr en la selva sin caerse en un cenote, chocar con lianas, pisar víboras, alacranes, tocar hiedra, atorarse, clavarse espinas, cortarse con ramas (ok, concedo que si te van a matar, igual y corres)
· Que la víbora brinque y mastique el cuello de un perseguidor (no es vampiro)
· Que el humano perseguido siga corriendo por días y días a pesar de aventarse un round con 17 mayas malos, ser ahorcado dos veces, ser medio sacrificado, traer atravezada una lanza, veneno de rana, una flecha, brincar 30 metros de una cascada, un golpe en la cabeza el cual requiere suturas, sin comer, dormir, tomar agua, ni hacer pipí
· Que el jaguar no alcance al humano en cuestión en menos de 2 segundos
Mayores:
Las mega super extra exageraciones como…
· Que están en una pirámide de Chaac, con sacerdotes y máscaras de Chaac, pidiendo lluvia a Chaac, y gritan, “¡Oh, Kukulkán!”
· El Holocausto maya, montañas y montañas de cuerpos tirados (deja tú la peste que habría con ese calor, ¿de dónde sacaron tanta gente? ¡Si les toma tres días agarrar a 15!)
· De las 3 horas de película, son 2 horas de persecución
· La llegada de toda la flota española a… ¡la costa! ¿Pues en qué época están? Porque ni es Colón (llega probablemente a Santo Domingo), ni Guerrero (se embarra en el arrecife), ni Cortés (llega a Veracruz, no hay mayas). Osea, igual y ya es como la décima avanzada y quien viene es el Montejo, pero y… ¿el eclipse?
· Que el jaguar no alcance al humano en menos de 2 segundos

Pero, finalmente, es Hollywood. Nos hubiera gustado ver más de la civilización maya, de sus ciudades y más cuestiones históricas. Pero no, es cine, un relato gringo (o australiano, es lo mismo) sin trascendencia que, para no variar, se enfoca en lo peorcito de México y no toca nada positivo de nuestra cultura. A ver si el Guillermo del Toro se pone a filmar a su tierra en vez del dale que dale con la guerra civil española, digo… para sacarnos la espinita.

3 comentarios:

Enrique Mendoza dijo...

El "maya" protagonista de la película es mi héroe, pero en conjunto con su familia (esposa, hijo y bebé non-nato)hacen "LOS MAYAINCREíBLES"...digo, estaban protegidos por los dioses (Chaac, Kukulcán, Tlaloc o Tizoc?) o de plano sí tenían poderes. Digo, el pobre hombre todo lo que le pasa, el niño atrapado en el cenote sin que se lo hayan comido las hormigas u otro animal salvaje que los hayan encontrado y; para la mega exageración, la mujer embarazada que después de haber caído y azotado al piso dos veces siguiera como si nada con su embarazo sin mencionar que el chamaco nace bajo el agua sin darle hipotermia o por lo menos una mega pulmonía. En cuanto a la historia estuvo bien. Me desesperó un poco tanto correrío por la selva sin mencionar la cantidad de nalgas con estrías que se ven durante toda la película. Lo que sí me hubiera gustado ver es exactamente lo qué dijiste. Saber un poco más sobre la civilización de los Mayas...pero se quedó muy corta la película con el heroísmo del "GARRA JAGUAR" por salvar a su familia. En fin, es una película hollywoodense a fin de cuentas. Lo rescatable ya lo dijiste y estoy de acuerdo con vos...más sangre no pude esperar. Me quedé con ganas de ver imágenes del Caribe, porque hasta eso al final llejan a una playa con arena del golfo. Por un segundo pensé que los barcos españoles eran la Niña, La Pinta y la Santa María...pero después me ubiqué y dije: "pues sí en Santo Domingo no hay mayas !!! Entonces me dijé, no puede ser Hernán Cortés porque el arrasó con los Aztecas, pues quién chingados son estos hombres?" Y pensé, le voy a preguntar a Edith porque ella se codeó en Playa con estos muchachones tan altos, fornidos y de buena nalga...jajaja! Pero esa es otra, los mayas no son chiquitos, gorditos y cabezones? SALUDOS!

zetabosio dijo...

Fuera de hablar de que si la documentación o la exactitud de los datos históricos es buena y real, ahora hay que hablar de la parte técnica de la película. Y en este aspecto la película es buena.
De hecho, creo que nadie puede negar la capacidad técnica de Mel y su equipo, la cual ya la ha demostrado en sus anteriores películas. Que de hecho comparado con "La Pasión del Cristo" es mucho mejor, especialmente porque ésta sí tiene historia: un inicio, nudo y desenlace. Me gustaría ver una movie de Mel Gibson que no incorpore fastuosos escenarios, 745 extras, kilos de maquillaje y toneladas de vestuario. Anyway, sí vale la pena ver Apocalypto, y tus observaciones se me hacen bastante acertadas. Saludos Edith!! Jorgito precioso

Edith B. Minehan dijo...

Jajaja, pues hoy en día hay cocacola y maseca, supongo que antes cuando solamente comían perros e iguanas estaban nalgones, flacos y correlones.

 
Creative Commons License
This obra by Edigator is licensed under a Creative Commons Atribución-No Derivadas 2.5 México License. Creative Commons License
This work by Edigator is licensed under a Creative Commons Atribución-No Derivadas 3.0 Estados Unidos License.