17.11.07

Achaques y cof cof


Qué año tan raro, ¿es a esto que se refieren con los achaques de la edad? Sé que mi abuela se quejaba constantemente de todo, en su mente creo que había dos líneas temáticas:
1. mi ____ se siente como _____ y me estoy tomando la pastilla ______ pero debería tomarme la ____ y

2. la vecina me robó mis tupperwares (juro que lo decía cada vez que la veíamos, no sé, es algo de los viejitos).
Pero siempre creí que lo estaba inventando, de hecho, hacía aspavientos y gimoteaba de vez en cuando, como ballena a la inversa chupaba aire y gritaba awwww me ahogo (eso y Oh verán, porque cuando empezaba como molino a mover los brazos le vaciábamos las medicinas de la bolsa y las usábamos para jugar a la lotería).
Un día se murió de un ataque de asma. Hasta ese momento me di cuenta que tanto grito no era sólo para llamar la atención.
El caso es que yo definía en mi mundo tralalá de barbies y cositas verdes que los achaques eran algo así como una hipocondría informada, ya no dices, me duele la cabeza si no, percibo un aura de luces intermitentes, formas y colores distorsionados y otras ilusiones ópticas, que de forma general precede a un dolor fuerte y palpitante que normalmente afecta a un solo lado de mi bóveda craneal, ¡oh, terrible cefalea!
Pero este año ha sido espantérrimo, mi cuerpo se insubordina y sufro. Como cosa principal… el dislocamiento de hombro. Estuve un mes escribiendo con la izquierda y usando faldas porque no podía abrocharme los pantalones, lavándome los dientes con enjuague bucal y yendo al baño solamente cuando hubiera regaderas cerca (ew, sí).
De manera menor, me caí por las escaleras dos veces, en la primera el dolor me sacó el aire y el gato me mordió porque entró en pánico y en la segunda le enseñé mis calzones nuevos a toda la prepa. Todavía tengo el hematoma en cuestión (moretón, para los menos achacosos).
Me salieron tres (tres, una dos tres, tres) canas rizadas.
Me dio una gripa terrible, subieron los puntos blancos desde mi garganta hasta el oído y cuando daba una vuelta para mostrar el vuelo de mi falda, me mareaba. Comí algo que me dejó peor que la chica del exorcista… (la parte de vomitarle al sacerdote la disfruté, though) .
Hoy, mi achaque es que tengo una laringitis en vías de neumonía. Traducción: estoy completamente afónica, pasé de sexy husky voice a very scary spooky voice… onda darth vader meets zsa zsa gabor. Los bichos de mi garganta ya tienen interestatales y están inaugurando el puente atirantado más grande del mundo, lo van a hacer el día de las elecciones de los virus dominantes.

Ok, exagero, tiendo a hacer eso.
Quizás no es tanto, ahorita lo leo y veo, dos gripillas, tacos en mal estado, torpeza y varias crudas. Tremendo enfoque puede ser porque todo ocurrió en el espacio de 3 meses…
Será que los achaques surgen al darle más atención a las imperfecciones naturales del cuerpo, antes no nos conocíamos tan bien, pero ahora, es un no cotidiano, no adecuado, esto no es generalmente así, pero no podemos evitarlo: tosemos, tenemos caries, puf, normal.
En fin, las páginas de internet recomiendan que identifique el agente irritante de mi laringe y adopte medidas como la observación (tengo una lámpara y me aluzo la garganta frente a un espejo cada 15 minutos), reposo vocal (no más conciertos de Soda Stereo o gritos de “el ramo a mí el ramo a mí), hidratación (chelas* galore) y nebulizaciones medicadas (esto es, ver las nubes después de meterse una tacha**).
Remedio en mano, me voy a mi largo fin de semana.
Enjoy.
*cerveza
**antibióticos

1 comentario:

magenta dijo...

a mi me dio faringitis como tres veces en menos de dos meses. cometí el error de pagar médico y medicamentos. moraleja: aguantarse con algunas pastillitas de uso común. todo pasa, como sea.

 
Creative Commons License
This obra by Edigator is licensed under a Creative Commons Atribución-No Derivadas 2.5 México License. Creative Commons License
This work by Edigator is licensed under a Creative Commons Atribución-No Derivadas 3.0 Estados Unidos License.