9.8.07

carajo

¡Me volvieron a robar el bote de basura! ¡Me vaciaron las bolsas en la cochera y se llevaron mi bote! ¡Es el tercero que les suministro a los pinches pobres!
Y eso que éste lo compré feo, horroroso, con la mano izquierda le dibujé con marcador negro indeleble florecitas, peces, peyotes, un gato y el ojo de Chaac. Lo atropellé tantito y lo agujeré por abajo, escribí la leyenda, robado de… y mi dirección. No podía haber basurero más espantérrimo en toda la cuadra, pero los miserables icamoles también así me dejaron el mugrero, a mí y a mi vecina, y los muy hijos de la madreperla ¡hasta lo enjuagaron con MI llave!
En esta ocasión no me puse de Barbie aventurera a buscarlo de casa en casa, ya lo había hecho las primeras dos veces. Así que agarré una cuerda, la amarré al árbol y le puse un gancho, colgué las bolsas y les desee cáncer a todos ellos, y así, ya no pienso preocuparme más.
K. preguntaba qué es eso de Barbie… pues las muñecas se dedican a labores “femeninas”, decentes, pulcras y con guardarropa específico. Mattel es la compañía que más ropa produce en el mundo, toda para Barbie. Barbie es pediatra, veterinaria, diseñadora de modas o ejecutiva, nunca médico internista, ranchera, albañil o recolectora de basura. Cuando tomamos ligeramente otro papel, no lo somos realmente, simulamos ser detectives, por ejemplo, sólo porque traemos la lupa y el sombrero sherlock holmes. Barbie es puro glam, no hay substancia. Entonces, dear K., aquella vez llena yo de rabia tomé las llaves de mi carro, me subí y rechinando llanta empecé a buscar en los tejabanes de la calle de a lado, desde mi coche, con clima y las ventanas arriba.


La situación es que me carga que la gente sea tan cangrejo, jalándose unos a otros, creyendo que ellos sí merecen lo que tú tienes, y tú, como ente anónimo, desapareces. Estaba hoy en el tránsito pesado, haciendo fila para dar vuelta en una única vía para salir a Gonzalitos, calor canícula, bonito, de 38C, llevábamos como veinte minutos, medio avanzábamos y un mísero tipejo en un carro negro chiquito nos rebasa a todos e intenta meterse directamente en la calle, nadie lo deja, así que se echa en reversa y se mete en contra en la otra avenida, casi choca con un taxi quien se la mienta con florido fervor. Claro, porque él del cochecito no podía esperar, pero nosotros sí.
Es gente desconsiderada, gente pioja, involucionada. Una vez estaba en HEB de Valle (uf, i know) en la fila de 15 artículos o menos y delante, una señora de como tres copetes traía el carrito rebosante, yo llevaba solamente café (UN producto). Le digo, “Disculpe, señora, ésta es la fila para quince artículos o menos”, ella voltea hacia abajo y levanta una ceja e increpa, “¡qué no sabes quién soy!” y yo levanto barbilla y alzando la voz grito “ay señora no es posible, no sabe contar, no sabe leer y tampoco sabe quién es, ¿¡alguien puede ayudarla!?”.


En fin, nacos hay en todos lados, no lo entiendo ni lo acepto, pero puedo considerarlo como cierto, lo que no me cabe en la cabeza es ¿cuál es la fijación que tienen estos caracoles con mis botes de basura?

3 comentarios:

zetabosio dijo...

En la ciudad capital de la República es muy común este tipo de actos: Robarse los botes de basura. Hoy en día en el DF, las únicas personas que compran botes de basura para ponerse fuera de las casas o departamentos, son personas foráneas recién arribadas a la capital. Los defeños, así como los otros foráneos con más tiempo viviendo en la ciudad, ya saben que no es rentable comprar un bote de basura para afuera de la casa.

Ahora, lo que a ti sucedió fue en MTY, lo cual me lleva a pensar en 2 posibles razones: 1) las costumbres chilangas se están metiendo cada vez más a regiolandia, ó 2) tu colonia está plagada de chilangos.

No soy racista, solo aplico la ley de la transitividad.

Posibles soluciones:
- Si te compras un nuevo bote de basura, guádalo en tu patio, y una noche antes de que pase el camión de la basura lo sacas, y luego ya lo vuelves a meter.
- Consíguete un tambo de metal que pueda compartir toda la cuadra (así no lo tienes que poner en tu garage!).
- Guarda tu basura en algún lugar, y detecta un lugar lejos de tu casa -¿quizás camino a trabajo?- donde la puedas tirar. Entonces cuando se te junte, la subes a tu carro y vas y la botas a allá.
- Pon tu basura junto a la del vecino.

yo, chilanga dijo...

snif... como defensa a mi ahora ciudad no natal, dire que no he visto semejantes actos que el zetabosio o la zetabosio comenta. ha de estar hablando de los del estado de mexico. :P

Anónimo dijo...

La verdad, yo viví en el defe y la gente agarra sus bolsas de basura y las deja en el parque o a media calle.
Se hacen montañas.
Nunca vi botes de basura.
Al menos los pobres éstos son medio limpios y buscan depositar la basura en algo.
y además, el bote sólo sale cuando oigo las campanitas de la basura.
-la iguana de mar

 
Creative Commons License
This obra by Edigator is licensed under a Creative Commons Atribución-No Derivadas 2.5 México License. Creative Commons License
This work by Edigator is licensed under a Creative Commons Atribución-No Derivadas 3.0 Estados Unidos License.