25.12.09

Todos queremos ser víctimas

For English, whine here

Esta humana inhabilidad para notar que la otra persona está en sufrimiento nos ha llevado a definir “justicia” como la defensa para poder liquidar al que osa mirarme feo. Desde el primer balbuceo del “pero él empezó” hasta el “pero yo sólo seguía órdenes”, los humanos han justificado sus horrores, masacres y genocidios bajo una egocéntrica visión de “pero, ¿qué dices? si mis intenciones eran buenas…” o aún más execrable, “un momento, aquí la víctima soy yo”.

Lo peor es que en verdad, las personas no son en esencia malévolas, sólo que tienen tan metida la cabeza en su propio culo que son incapaces de ver que sus mentecatas buenas intenciones los han convertido en espeluznantes monstruos.

Y así, una colección histórica de víctimas autoproclamadas (click para hacer más grande):







3 comentarios:

zafia dijo...

pero yo soy buena. como un pan de dios.

nathaniel dijo...

?quien las dibujo? tienes toda la razon. un abrazo, N

Edigator dijo...

las dibujé yo, para la próxima uso bien los espacios, sorry
:P
pero en fin, la azotada y unos cuantos

 
Creative Commons License
This obra by Edigator is licensed under a Creative Commons Atribución-No Derivadas 2.5 México License. Creative Commons License
This work by Edigator is licensed under a Creative Commons Atribución-No Derivadas 3.0 Estados Unidos License.