27.10.08

The Jalogüín Special II

Entonces alguien dice, mi amooor, ándale, no seas malito, hazme una gelatina ... ¡de pescado!

O bien, después de mucho mucho alcohol alguien dice, "me hic quiero comer un aguamala (una medusa o jelly fish), pero ésta me quema la langua hic, ¿guac, cómo puedo harcer algo que pareshca una aguamala hic y que sepa a amuagala hic y tenga la conshistencia de una aluagama hic, pero que no sea aguamala hic?"



Así es. Amorosos o filosóficos son los únicos posibles escenarios que me imagino para poder llegar a crear el LUTEFISK, platillo tradicional de noruega. Es imposible que alguien en sus cabales pueda inventar tal cosa (la gente apasionada o filosófica no es de este mundo).


Sin embargo, debo admitir que para seguir los pasos de los antepasados no es necesaria la cordura, así que el sábado fui invitada a la anual celebración de vamos a comer todos lutefisk porque nuestros ancestros estaban piantados y nimodo por eso son tradiciones carajo no llores.



Hoy sigo eructándolo.

Si les interesa la receta (aunque no veo por qué):
Tomen un bacalao.
Remójenlo 4 días en cal.
Tiren el agua y remójenlo otros 6 días en cal.
Hiérvanlo por 3 horas con sal al gusto.
Sírvalo caliente.

2 comentarios:

Tor dijo...

Especial para compartir con tus semejantes!
"hecha a base de pescado blanco seco y sosa cáustica"
La sosa, o lejía, es venenosa.
TERROR!

Edigator dijo...

i know :(

 
Creative Commons License
This obra by Edigator is licensed under a Creative Commons Atribución-No Derivadas 2.5 México License. Creative Commons License
This work by Edigator is licensed under a Creative Commons Atribución-No Derivadas 3.0 Estados Unidos License.